Obligatorio en Alemania: eliminación correcta de las pilas de iones de litio

Baterías: Una valiosa fuente de materias primas

31 mar 2023 Sostenibilidad / Seguridad Laboral / Advisory Services

Tanto si se utilizan para alimentar teléfonos inteligentes, destornilladores inalámbricos, pedelecs, ordenadores portátiles o robots cortacésped, las baterías de iones de litio se han convertido en una parte indispensable de la vida cotidiana. Su punto fuerte es sencillo: almacenan una gran cantidad de energía en poco espacio y pueden cargarse en cualquier momento. Sin embargo, una vez que su ciclo de vida llega a su fin, hay que seguir la normativa vigente sobre cómo deshacerse de estas pequeñas fuentes de energía. Los expertos en medio ambiente de DEKRA arrojan luz sobre los factores importantes a los que hay que prestar atención en el contexto alemán.

  • No tire nunca las pilas a la basura doméstica
  • Los alemanes están obligados por ley a deshacerse de las pilas usadas de forma adecuada
  • Tenga cuidado cuando las pilas estén dañadas
"Las pilas de iones de litio no deben tirarse nunca a la basura en casa. "Todos los usuarios de pilas tienen la obligación legal de desecharlas correctamente en los puntos de recogida de las tiendas o en los centros de reciclaje", afirma Andreas Biermann, experto en eliminación de residuos de DEKRA. El motivo es que, dependiendo del diseño, las pilas usadas pueden contener níquel, cobalto, manganeso, aluminio, titanio o cobre, además de litio, sustancias que pueden contaminar el medio ambiente, pero que también tienen el potencial de convertirse en recursos valiosos en el futuro.
Se puede mejorar la tasa de recogida
"Hoy en día, los consumidores pueden deshacerse fácilmente de sus pilas", afirma Biermann. Las pilas pueden devolverse a las cajas de recogida dondequiera que se vendan. Además, las pilas también pueden llevarse a los centros municipales de reciclaje o devolverse al minorista o fabricante original. Muchos municipios disponen también de un centro de reciclaje móvil. No obstante: "La actual tasa de recogida, en torno al 48% en Alemania en 2021, aún deja mucho margen de mejora", señala el experto.
Cubra los terminales con cinta antes de devolverlas
Biermann, experto de DEKRA, recomienda cubrir con cinta adhesiva los terminales de las pilas AA o AAA más pequeñas, o de las pilas gastadas de los smartphones, por ejemplo, y colocarlas en una bolsa de plástico antes de entregarlas. Así se evitará que las pilas gastadas provoquen un cortocircuito y puedan incendiarse.
Cuando se trata de pilas más grandes (como las que se encuentran en pedelecs o herramientas) y de pilas utilizadas para aplicaciones comerciales o industriales, la mejor opción es desecharlas en el establecimiento del minorista o del fabricante. Éstos están obligados a aceptar las pilas usadas vendidas originalmente por ellos y a deshacerse de ellas de acuerdo con la normativa vigente. Las pilas sustituibles deben extraerse antes de deshacerse de cualquier aparato o equipo viejo, aunque se recomienda al público en general que no intente extraer las pilas no extraíbles.
Cuidado con las pilas dañadas
"Cuando las pilas están dañadas, se recomienda precaución", advierte Biermann. "Las pilas de iones de litio deben dejar de utilizarse inmediatamente si están dañadas por fuera, abultadas, tienen fugas o hay residuos en los terminales". Recomienda no tocarlas con las manos desnudas, sobre todo si hay fugas de líquido. "Las baterías de litio se vuelven realmente peligrosas cuando se someten a esfuerzos mecánicos como aplastarlas, cortarlas, perforarlas o doblarlas", advierte el experto de DEKRA.
Existe un mayor riesgo de incendio si las pilas se dañan o sobrecalientan. Lo mejor es guardarlas temporalmente en un cubo lleno de arena fuera de casa. A continuación, hay que llevarlas rápidamente a un centro de reciclaje, donde hay que señalar los daños al personal.

Eliminación de las baterías de iones de litio: información importante

  • Nunca tire estas pilas a la basura doméstica; en su lugar, deposítelas en una caja de recogida en una tienda o en las instalaciones del fabricante, o llévelas a un centro de reciclaje.
  • Antes de devolver las pilas, cubra sus terminales con cinta adhesiva y métalas en una bolsa de plástico.
  • No exponga las pilas de litio al calor ni a la humedad. No las guarde en el frigorífico.
  • Deje de utilizar las pilas dañadas, no las abra, no las toque con las manos desnudas, no las envíe por correo. Lo mejor es depositar estas pilas en arena fuera de casa y desecharlas en el centro de reciclaje lo-cal lo antes posible.
  • Retire las pilas reemplazables antes de deshacerse de aparatos o equipos viejos.